El conventillo: vivienda de inmigrantes

Hoy los noté muy interesados con la vida de los conventillos así que busqué imágenes para poder conocerlos un poco mejor.

La solución para el déficit (falta de) habitacional fueron los conventillos. Los inmigrantes construyeron sus casas sobre los pilotes de madera y paredes de chapa. Se las conoce con el nombre de conventillos (diminutivo de convento).

Constituyen un interesante exponente de arquitectura espontánea, caracterizada por las numerosas soluciones inmediatas (se necesita una ventana… se abre una ventana).

Sencillos balcones, improvisadas escaleras y muros multicolor”. Había que aprovechar los sobrantes de pintura utilizados en el calafeteado de los barcos”, claro esta que con el transcurso de los años, aquella “necesidad” pasó a ser un “efecto deseado”.

Cabe destacar, que se consideraba conventillo o casa de inquilinato “a aquellas que alberguen a más de cinco familias o personas independientes, incluído un encargado, cuya unidad de locación sea una pieza, y que tienen en común los servicios de baños, lavatorios, letrinas y lavaderos”. Según una ordenanza municipal, la superficie de las habitaciones no debería se menor a 12 metros cuadrados y su altura mínima de tres y medio .

Esta entrada fue publicada en Ciencias sociales. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El conventillo: vivienda de inmigrantes

  1. Claudia dijo:

    ¡Interesante Jose!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *